El tiempo no me da, Extras..., La situación me supera

5 ideas para ayudar a tus hijos a ordenar

Uno de los errores que acabamos cometiendo los que tenemos hijos y/o hijas (sobre todo cuando son pequeños), es pensar que no pueden hacer según qué cosas y las terminamos haciendo nosotros.

Maria Montessori, fue la pedagoga italiana que desarrolló el conocido método que lleva su nombre.

Este se basa en animar la espontaneidad del niño, dándole libertad para desarrollarse dentro de un ambiente especialmente preparado y que favorezca su autodesarrollo.

Es decir, que si los adultos adaptamos el entorno al tamaño y a las necesidades de los niños, estos pueden hacer un montón de cosas solos sin que nosotros tengamos que intervenir.

En el mundo del orden también podemos aplicar este método. Fijaros en la cantidad de cosas que pueden hacer los niños y niñas según este método y en función de su edad:

taula montesori.jpg

 

Es evidente que habrá cosas que no les quedarán igual que a nosotros, pero lo importante es que no los critiquemos, que les dejemos hacer y que sólo los vayamos guiando y ayudando. Lo realmente importante es que cojan el hábito de hacer las cosas, ya que a la larga no lo verán como una obligación impuesta, sino como un trabajo más que hacer en casa.

¿Qué podemos hacer pues para facilitar el máximo que colaboren en las tareas de ordenar?

Sorce:  li tzuni

Sorce: li tzuni

1. Limitar el número de cosas que tienen. Al igual que en el resto de la casa, cuantas menos cosas tengamos más fácil será ordenar. Por lo tanto, lo primero será hacer una "limpieza" de juguetes y cuentos (dos de las cosas que más acumulamos de los niños). Agrupar todos los juguetes en un solo lugar, que vean que tienen muchas cosas y que con menos también lo pueden pasar bien. Que decidan con que se quieren quedar, que es lo que más les gusta. Ayudadles a elegir con argumentos como: "con estos juguetes ya no juegas porque te has hecho mayor" o "quizás tienes demasiadas cosas, las podríamos dar a algún niño que no tenga tantas" o "con esto no juegas nunca. Lo podríamos llevar a la escuela y allí podrás jugar con tus compañeros de clase ". Si la decisión sale de ellos, no habrá problemas a la hora de ejecutarla. Si sacas tú los juguetes y ellos no lo saben, cuando no las encuentren se enfadarán y la próxima vez que lo quieras hacer, no querrán desprenderse de nada.

Photo by  Markus Spiske  on  Unsplash

En cuanto a los cuentos, una idea sería quedarse con los que te piden siempre a la hora de ir a dormir. Los otros puedes preguntar en la escuela o en la biblioteca si los quieren como donación. O quizás tienes unos familiares o vecinos más pequeño que seguro que también estarán muy contento de recibirlos! Piensa que todo lo que por ti ya es "viejo", por una persona que no lo ha visto nunca es "nuevo". Pues imagínate que contentos que se ponen los niños cuando reciben cosas "nuevas"!

2. Una vez que tengáis decidido con qué os quedáis, organizad la habitación de la manera más adaptada posible a la edad del niño. Si son pequeños, no coloquéis las cosas muy alto porque sino será complicado que después de jugar puedan ordenar.

3. Organizad los juguetes por categorías y en cajas: coches, muñecas, rompecabezas, construcciones ... y etiquetad cada caja. Hacedlo también según su edad: si ya saben leer, podéis colocar etiquetas con el texto de lo que hay dentro y si aún no saben, poner etiquetas con fotos o dibujos. Así siempre sabrán donde deben dejar las cosas a la hora de recoger.

4. Cuando llega el momento de recoger, los podéis ayudar e ir indicando dónde van las cosas. Pero no lo hagáis todo vosotros! Que vayan tomando conciencia de que lo que sacan después lo tendrán que guardar en su sitio.

5. Deja a la vista sólo algunos de sus juguetes, no todos. Y cada cierto tiempo, haced un cambio de juguetes. Como he dicho antes, para ellos serán cosas nuevas y entonces los hará más ilusión jugar con ellos. Y evitarás el típico "lo saco todo pero no juego con nada".

Y no os sepa mal hacer trabajar a los niños. Pensad que es muy importante que sean el máximo de independientes posible porque tendrán más recursos para actuar ante situaciones inesperadas.

Espero que estos consejos os sean de ayuda en casa!!!