El tiempo no me da, Cambio de temporada, La situación me supera, Me voy a mudar. Socorro!!, No se qué ponerme

Las rebajas de invierno

Y después de estas fiestas, demasiadas veces reconvertidas en festival del consumismo, llegan las rebajas para acabar de llenar nuestra casa.

Debe ser siempre así? Pues no!! Sólo es necesario que sepamos como gestionarlo.

Photo by  Artem Bali  on  Unsplash

Photo by Artem Bali on Unsplash

Los temas de las compras de Navidad ya los tenemos liquidado. Si habéis ido siguiendo las recomendaciones que os he ido dando, en principio no deberías tener la casa llena de cacharros (y si es así por culpa de otros años, puedes seguirme en Instagram donde estoy haciendo el #reto465 y aprender cómo desprender os de las cosas que os sobran).

Como lo hacemos con las rebajas para no pasarnos? Muy sencillo: basta con que nos preparemos antes de ir a comprar y así evitaremos comprar más de lo que teníamos previsto.

Antes de ir a las rebajas podemos seguir estas recomendaciones:

Source: Spacesquare

Source: Spacesquare

  • La primera y más importante es que hagáis una lista con todo lo que necesitéis. Os ayudará a no "despistaros" y no comprar más de lo que teníais previsto.

  • Fijaros un presupuesto. En caso de que os surja la duda de si comprar o no una cosa, saber cuando os habéis gastado y hasta donde podéis llegar, os podrá ayudar a decidiros.

  • Revisad la ropa que tenéis y mirad qué combinaciones (partes de arriba y partes de abajo) podéis hacer con ella. Si veis que os faltan cosas, comprad piezas que se puedan combinar con más de alguna de las cosas que ya tenéis. Así, con pocas compras os parecerá que tenéis más ropa.

  • Si también tenéis que comprar ropa para los niños pero os da pereza ir con ellos (algo completamente normal en días como estos en que todo está a rebosar de gente), para no equivocaros con la tallas, coged una pieza de ropa de cada uno de ellos que tengáis claro que ahora les va bien. En la tienda sólo tendréis que compararla con la que queráis comprar y así os aseguráis de que la talla es la correcta. Os diría que anotarais las tallas de cada niñ@ pero teniendo en cuenta que casi cada marca tiene un tamaño diferente para la misma talla, es una solución que descarto directamente.

  • Aprovechad para comprar piezas de buena calidad ahora que se pueden encontrar a precios más asequibles. A la larga salís ganando porque os durarán más años.

Y como siempre, os recomendaré que ya que revisareis la ropa del armario para hacer la lista, aprovechad para sacar todas aquellas piezas que ya estén gastadas o más viejas, las que no os vayan bien o aquellas que hace tiempo que no os ponéis porque ya no os gustan.

También es un buen momento para comenzar a aplicar la regla de "algo que entra, algo que sale", es decir: no acumuléis y si creéis, por ejemplo, que necesitáis un abrigo o unos zapatos nuevos, es porque los que tenéis ahora ya están viejos, no? Pues no es necesario que los conservéis en el armario. Por cada cosa que compréis que salga una de vuestra casa. No vale la pena que acumuléis cosas que sabéis que no utilizaréis. Sólo os harán perder tiempo a la hora de encontrar cosas en el armario y que además, este se desordene antes de tiempo.

Por último, recordad!!!: todo está rebajado al 100 si no lo compramos!!