El tiempo no me da, La situación me supera, Me voy a mudar. Socorro!!

¿Por qué acumulamos tantas cosas?

Desde principios de mes que estoy haciendo de nuevo el #reto465 (lo podéis ir siguiendo en el Instagram o Facebook de Enjoy Order). Ya os hablé de él hace tiempo. Consiste en eliminar objetos de casa, tantos como el número de día en el que nos encontramos, es decir: el día 1 se elimina un objeto, el día 2, dos objetos y así hasta el día 30, en que se eliminan 30. La suma de todos ellos son los 465!!!

Source: Enjoy Order

Source: Enjoy Order

Es la tercera vez que lo hago. Esto significa que cuando acabe habré sacado (revendido, dado, regalado, tirado) de mi casa casi 1400 cosas. 1.400 !!! Dicho así parece una tontería (y lo es!!) Pero a mí me hace reflexionar sobre dos cosas:

1. ¿Cuántas cosas debemos tener en casa ?. No lo he contado, la verdad, pero es evidente que entran más de las que salen y que tenemos más de las que necesitamos (esto lo descubres el día que te pones a hacer limpieza y fácilmente llenas unas cuantas bolsas de basura de cosas para tirar).

2. ¿Por qué las guardamos? Este es el punto importante. Si sabemos porque guardamos las cosas quizás encontraremos la manera de dejar de hacerlo y liberar nuestra casa.

Yo creo, y por la literatura que hay al respecto, veo que no soy la única, que hay dos motivos principales por los que nos cuesta tanto tirar cosas:

1. No queremos olvidar el pasado. Nos agarramos a objetos y recuerdos de épocas pasadas principalmente porque no queremos ver la realidad que tenemos en el presente. Y a veces no lo queremos hacer justamente porque tenemos un caos en casa que nos hace imposible afrontar el día a día, por no hablar del futuro. Incluso hay quien evita ir a casa precisamente para no afrontar esta realidad y se inventa la excusa de tener mucho trabajo o de estar muy ocupado, para pasar tiempo fuera.

Como esta situación la he vivido con algunos de mis clientes, os puedo asegurar que hacer una limpieza general de casa, sacando todas estas cosas que llevamos años acumulando y conseguir ver de nuevo las mesas vacías, los armarios ordenados y abrir los cajones sin dificultad, es el mejor remedio para poder empezar a afrontar la realidad de nuestro presente y hacerle frente con fuerzas renovadas. Sólo cuando tengamos la casa en orden podremos empezar a pensar en nuevos retos. Antes no.

Source: Spacesquare

Source: Spacesquare

2. Tenemos miedo del futuro. Este miedo nos hace acumular objetos "por si acaso" ya que pensamos que no estaremos preparados para lo que nos pueda traer el futuro. Pero a la hora de la verdad cuando éste llega y trae algo inesperado, nos acabamos adaptando y muchas veces sin utilizar todo lo que habíamos guardado.

¿Cuántas veces nos ha pasado que perdemos peso pero no queremos tirar la ropa que ahora nos va grande, pensando que si nos volvemos a engordar ya la tendremos?. ¿Sabéis que pasa la mayoría de las veces? Pues que si volvemos a recuperar el peso perdido, la ropa que habíamos guardado ya no nos gusta, o la encontramos pasada de moda o estamos cansados de verla muerta de asco en el armario, y entonces nos compramos nueva.

Nunca podremos estar preparados del todo para el futuro. Si asumimos esto, quizá también conseguiremos no acumular innecesariamente.

Source: @sunlifter

Source: @sunlifter

Recuerda que el objetivo final de no acumular siempre es el mismo: conseguir que nuestra casa esté ordenada y que nos sea muy fácil mantener este orden. Para ello sólo hay que tener menos cosas potenciales a desordenarse y menos cosas para tener que ordenar.

Además, con el orden físico conseguimos orden mental. Y el orden mental nos lleva a plantearnos nuevos objetivos y conseguir nuevos retos en vida.