El tiempo no me da, La situación me supera

La vuelta al cole

Tranquilas.
No os diré que toca volver a la rutina ni hablaré de lo que cuesta conseguirlo. Tampoco hablaré del trastorno post-vacacional ni nada por el estilo. Me parece que más o menos todos sabemos de qué va, no?
De lo que sí me gustaría hablaros es de un tema que me interesa más: la vuelta al cole!

enjoy order 1.jpg


Cuando llega septiembre y ya nos hemos situado de nuevo en el trabajo, lo que más dolores de cabeza nos da a los padres y madres es organizar la vuelta al cole. No la vuelta como tal sino todo lo que implica: la compra del material, los libros, decidir las actividades extra-escolares que los niños y niñas harán durante el curso, cuadrar los horarios de todos, etc ....


Es por ello que me gustaría daros algunos consejos de cosas que puede ir haciendo o de cómo las puede organizar para facilitar al máximo esta vuelta a los horarios de después de vacaciones. Anota:

  • Ahora que todavía quedan unos días, pide a tus hijos (si es que aún no lo han hecho) que ordenen su escritorio. Prepara una caja para cada uno de ellos y guardar allí lo que quieran conservar del curso pasado. El resto de cosas las puede tirar (siempre en su contenedor correspondiente, por supuesto!) para hacer espacio a las cosas nuevas de este curso.

Aprovecha también para mirar qué tienen guardado de cursos anteriores en su caja y decide si todavía es importante o no conservarlo.

  • Revisa las webs de la escuela o el instituto. Siempre cuelgan listas con el material que necesitarán durante el curso. Que ellos mismos (según la edad) hagan repaso de lo que tienen y comprueben que todavía está en buen estado: que los rotuladores y bolígrafos pintan, que la calculadora tiene pilas o que la cremallera del estuche cierra bien.

Finalmente, haz una lista de lo que realmente les falta. Evitarás comprar cosas que ya tienen. Huelga decir que todo lo que tengáis que se pueda reparar, es mejor arreglarlo que comprarlo nuevo. Por ejemplo: las mochilas que puedan tener una asa descosida o un pequeño agujero, las puede llevar a un zapatero. Ellos las pueden coser de nuevo y recuperareis una mochila para el nuevo curso.

 Source:  pixabay.com

Source: pixabay.com

  • Para los mayores, que muchas veces deben llevar libros en el instituto (en mi caso, los libros de mis hijos pequeños están socializados por lo que se recuperan de un año a otro y los padres no tenemos que comprarlos), pueden ponerse en contacto con alumnos de cursos superiores para que les dejen/den/vendan de segunda mano los que ellos utilizaron el curso pasado. El ahorro económico también será considerable. Si no conoces a nadie, también los puedes buscar en webs de compra-venta (estilo Wallapop).

 

  • En cuanto a los nuevos horarios, lo que va muy bien para ir asimilándolos es dejarlos por escrito en un lugar visible (en la puerta de la nevera o en la entrada de casa, por ejemplo). Dibuja una tabla con los cinco días de la semana y las horas a partir de la salida de la escuela. Asigna un color para cada uno de tus hijos y distribuye sus actividades extra-escolares, los ratos que tienen para ir al parque o los que deben dedicar a hacer deberes y estudiar en casa.

Es una manera muy visual de ver cómo repartir el tiempo para poder hacerlo todo. Y a ellos, sobre todo si son más pequeños, les ayuda a organizarse mejor porque saben que viene después de cada actividad.

 Photo by  Emma Matthews  on  Unsplash
  • Como ya os he recomendado muchas veces, tener un menú con las comidas a hacer a la semana, es una muy buena manera de organizarse, ahorrar tiempo en la cocina y evitar el típico: "hoy qué hacemos para cenar?" . Haz clic en este enlace para recuperar el artículo en el hablo de los menús. Te serán muy útiles!

  • Otro tema en el que me gusta avanzar es el de la ropa. Qué sorpresa cuando llega de golpe el frío y te das cuenta que todo les va pequeño!! Entonces a toda prisa tenemos que salir a comprar: tiendas llenas, tallas que ya no encontramos, niños que no quieren probarse la ropa, .... sigo? Mejor que no.

Mejor os doy una solución: dedicad un rato ahora que aún tienen vacaciones a que los niños se prueben la ropa de la temporada pasada (yo lo hago con el aire acondicionado a tope y así no se me quejan de que tienen calor con la ropa de invierno ). Les pruebo pantalones y camisetas hasta que encuentro las que aún les van bien. Estas las utilizo para comparar con el resto de la ropa y lo que veo que les va pequeño lo descarto. Finalmente miro qué se puede aprovechar y hago una lista de lo que necesitan.

Si no me quieren acompañar a comprarlo (que es lo más normal) voy con una muestra de lo que les va bien y compro la ropa comparando los tamaños (no me fío de las tallas porque en cada tienda y en cada modelo, las tallas cambian).

Una vez tengas la ropa, sólo faltará marcarla con su nombre. Hacedlo! Cuando llegue el frío ya lo tendréis todo a punto.

 Photo by Lukas from Pexels

Photo by Lukas from Pexels

  • Y por último, esta última semana antes de la vuelta, ya puedes comenzar a preparar bocadillos y congelarlos. Recuerda que es muy práctico tenerlos ya listos para el desayuno o la merienda y no tener que estar pendiente cada día de tener pan y embutido .


Listos. Espero que todos estos consejos os sean útiles. Vosotros tenéis consejos diferentes para preparar la vuelta a la escuela? No dudéis en ponerlos en los comentarios. Estaré encantada de leerlos. Bienvenidos de nuevo a Enjoy Order!!.