El tiempo no me da, La situación me supera, No se qué ponerme

El orden a la hora de poner orden. Organízate antes de guardar

Sabes cuál es la fórmula secreta para mantener el orden en tu casa? Encontrar una lugar para cada cosa y dejar cada cosa en su sitio!

 Source:  pixabay.com

Source: pixabay.com

Ahora que ya hace días que nos decidimos a ordenar, lo hemos agrupamos todo en un mismo lugar y ya hemos descartado todo lo que no queremos / necesitamos, llega el momento de guardar las cosas con las que nos quedamos. Ahora más que nunca calma! Si lo guardamos de cualquier manera todo el esfuerzo no habrá servido para nada.

Como acabo de decir, es imprescindible que cada cosa tenga su lugar para evitar que quede abandonada en cualquier lugar de su casa. Porque seguro que está de acuerdo conmigo en que sólo hay que dejar algo mal puesto encima de la mesa del comedor o en la cocina para que actúe como imán de muchas otras cosas que no tienen un lugar donde guardarse (o el lugar que tienen no es el correcto).

Lo mejor antes de guardar las cosas es mirar exactamente qué tenemos y de qué espacio disponemos.

 Photo by  bruce mars  on  Unsplash

Photo by bruce mars on Unsplash

Siempre dejaremos las que utilizamos más a menudo en lugares de fácil acceso. Esta es una de las claves del éxito para un orden duradero. Es necesario que nos sea práctico encontrar y coger las cosas cuando las necesitamos pero también es necesario que sea muy fácil volver a guardarlas. Porque cuando necesitas algo lo coges de donde sea, aunque para llegar necesites una escalera o tengas que ir a otra habitación. El problema viene cuando lo tienes que volver a guardar: nos da pereza volver a coger la escalera o desplazarnos de habitación y entonces es cuando lo dejamos en cualquier lugar, generando desorden.

Por eso es importante que te cojas tu tiempo delante del espacio que estés ordenando, clasifiques los objetos a guardar en función de su grado de uso y decidas dónde y cómo guardarlos.

Ni que decir que siempre que se pueda lo haremos en vertical. El doblado vertical no sólo está reservado a la ropa de vestir. El resto de textiles de la casa también se pueden doblar y guardar siguiendo este sistema: los paños de cocina, toallas, manteles, servilletas ... todos !!

 Source:  pixabay.com

Source: pixabay.com

Si lo que estás ordenando es un cajón, guarda las cosas (sobre todo las que sean pequeñas) dentro de cajas y por categorías. Es decir: si por ejemplo son cosas del baño, pon todo el maquillaje en una caja, útiles para peinarse en otra, los de afeitar en otra, etc ... Evitarás que se extiendan por el cajón y cuando los tengas que utilizar sólo tienes que sacar la caja en cuestión, sin tener que tocar el resto.

Cuando empieces este proceso, no es necesario que compres un montón de cajas. Reutiliza las que tengas por casa o utiliza cajas de zapatos. Piensa que la organización que decidas en un primer momento no tiene porque ser la definitiva. Prueba durante unos días si la forma en que has guardado las cosas te es cómodo y práctica. Si no es así, cambia de lugar lo que no te vaya bien. Es normal si tardas unos días en encontrar el lugar ideal para cada cosa.

 Source:  George Becker

Cuando creas que ya lo has encontrado, entonces es cuando, si quieres, puedes ir a comprar cajas, porque ya sabrás exactamente por qué las quieres y donde las quieres poner. Aunque insisto, no es necesario gastar mucho dinero pudiendo reutilizar lo que ya tenemos por casa. Piensa que muchas veces son cajas que van dentro de cajones y ni se ven.

Un último esfuerzo. Piensa que si esta parte la haces correctamente, no la tendrás que hacer más ya que por fin tendrás un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar, la fórmula secreta de la orden.