Cambio de temporada, El tiempo no me da, La situación me supera, No se qué ponerme, Situaciones inesperadas, Me voy a mudar. Socorro!!, Extras...

El orden a la hora de ordenar: las categorías

La semana pasada ya os avanzaba que Marie Kondo define nos sus libros una metodología a seguir cuando se quiere empezar a ordenar. Ésta presenta tres pasos concretos que hay que realizar de manera ordenada (agrupar, descartar y guardar), a los que yo añadí un paso previo también muy importante: decidirnos a ordenar (imprescindible para que el resto funcione).

enjoy order 26.jpg

Estos próximos días me gustaría hablaros de estos tres pasos. Empezaré hoy por las categorías a la hora de llevarlos a cabo, para las que también se establece un orden que os detallo a continuación:

  1. Ropa

  2. Libros

  3. Komono

  4. Recuerdos u objetos de valor sentimental

Es decir, siempre empezaremos ordenando la ropa, después los libros, seguiremos por el komono (palabra de origen japonés que hace referencia a objetos varios) y acabaremos con los recuerdos u objetos con valor sentimental.

¿Por qué este orden tan pre-definido y por qué la importancia de seguirlo?

Estoy segura que muchos os habéis encontrado en la situación de querer empezar a organizar y no saber por dónde tirar. Seguir este orden sirve, en primer lugar, para tener claro por donde iniciar el proceso y no irnos en por las ramas saltando de un lugar a otro (que sólo servirá para perder tiempo y energía y no avanzar).

En segundo lugar porque, como en todo, para hacer bien una cosa hay que practicar un poco. Marie Kondo considera que la ropa es una buena categoría para empezar el entrenamiento de descartar cosas. Casi todos tenemos mucha ropa (MUCHA) y poco afecto a la mayoría de ella. A ver, siempre tenemos una camiseta o unos pantalones favoritos, pero por cada uno de estos quizá tenemos seis, siete, ocho o muchas más piezas que simplemente nos gustan pero que no nos supone ningún esfuerzo descartar (y menos si es low-cost o de propaganda). Por lo tanto, empezar por la ropa nos ayudará a coger el ritmo necesario para cuando pasemos a los libros, al komono y, sobretodo, a los objetos con valor sentimental.

univers paral·lel dels mitjons (1ª part).jpg

Cuando digo coger ritmo quiero decir que nos ayudará a romper el hielo y perder el miedo a deshacernos de cosas que tenemos en casa y que no utilizamos pero que siempre guardamos “por si acaso". Empezar por la ropa nos ayudará a ver que no pasa nada por prescindir de ellas.

A mí, sin embargo, lo que me hizo abrir los ojos fue sacar libros de mi librería, de la que siempre me había sentido orgullosa por la cantidad de ejemplares que tenía.

Los libros siempre habían sido "sagrados" pero cuando los empecé a mirar con ojos de organizadora profesional, me di cuenta de que tenía muchos que, una vez leídos, no me leería nunca más y muchos que no me habían gustado. Tras la purga, cuando vi como de vacía había quedado la librería, contrariamente a lo que pensaba me alegré de que todos los títulos que veía eran los que realmente me habían emocionado al leerlos !! Entonces me di cuenta de que sería capaz de tirar / descartar / regalar / vender cualquier cosa de mi casa porque ya sabía cuál era mi objetivo: rodearme sólo de lo que me hacía feliz y evitar lo superfluo.

 Photo by Kaboompics .com from Pexels

Photo by Kaboompics .com from Pexels

A ti también te puede pasar. O no. Quizás necesitas llegar a komono (juguetes, utensilios de cocina, objetos para practicar deporte, ...) para empezar a darte cuenta de cómo quieres que sea tu casa.

Lo que es seguro es que si empezamos por los recuerdos o por las cosas con cierto valor sentimental, es mucho más difícil ver la luz porque son los objetos que realmente cuesta más de descartar y que hasta que no tienes una cierta práctica, no acabas de descartar nunca. Por eso la importancia de hacerlo en el orden establecido: ropa, libros, komono y recuerdos.

Qué, te animas a empezar ??