El tiempo no me da, La situación me supera

¿Como organizar de manera eficiente?

Tras varios escritos en los que os proponía una serie de objetos que podíais sacar sin pensarlo, entiendo que ya tenéis la casa un poco más vacía y con sólo lo que realmente utilizáis y os gusta tener (si no es así, os animo a que volváis atrás en las entradas de los posts y busquéis las lecturas que os estoy comentando para poder empezar a descartar).

Com organitzar manera eficient.jpg

Una vez llegados a este punto, ¿cómo lo tenemos que hacer para ordenar correctamente las cosas con las que nos quedamos? Pues se tendrá que hacer de manera organizada. Pero antes que nada: ¿sabemos cuál es la diferencia entre ordenar y organizar?

Ordenar es simplemente poner las cosas en su sitio.

En cambio, organizar es colocar las cosas en lugares donde nos sea fácil encontrarlas, utilizarlas y, sobre todo, volver a guardarla después.

Com organitzar manera eficient 2.jpg

 

Es decir, antes de ordenar debemos pensar muy bien donde pondremos las cosas y cómo las organizaremos. La mejor manera de hacerlo es analizando cuáles son las acciones que diariamente repetimos con cada objeto y donde, de forma natural, acabamos poniéndolo. Hay que organizar las cosas de forma que se adapten al máximo a nuestra manera de vivir.

Por ejemplo: si siempre que entramos en casa dejamos las llaves, la cartera y el móvil de cualquier manera encima del mueble del recibidor, quizá lo mejor sería buscar un sistema de almacenamiento, como una cajita o una cesta, para colocar encima del mueble y poder dejar allí todos estos objetos. De esta manera todo quedaría más ordenado.

O si los niños dejan las carteras de la escuela en medio del comedor, tal vez habría que buscarles un lugar donde colgarlas justo cuando llegan.

Siempre es cuestión de mirar qué utilizamos, en qué habitación de la casa y donde nos va bien tenerlo para encontrarlo la siguiente vez.

Es evidente que las cosas de uso esporádico (maletas de viaje, ropa para una boda o algunos utensilios de cocina) no es necesario que estén muy a mano. Este tipo de objetos los guardaremos en la parte superior del armario, en un trastero o en los cajones inferiores de la cocina o armarios de más difícil acceso.

En cambio, los objetos de uso diario será necesario tenerlos allí donde sean más accesibles. En estos casos, incluso es importante observar los movimientos que hacemos al utilizarlos para determinar cómo los organizaremos y poder simplificar rutinas. Por ejemplo, por la mañana cuando nos preparamos el café no tiene sentido tener la cafetera en un lado de la cocina y la leche, las tazas y el azúcar en la otra punta. Lo pondremos todo agrupado en un mismo lado de la cocina.

coffe corner.png

Con la ropa haríamos lo mismo: agruparla por categorías. Destinaríamos una zona del armario a las partes de bajo, como faldas y pantalones y una zona para jerséis y camisetas. Podemos poner la ropa de deporte junta en un cajón, en otro cajón la ropa interior, etc... No tiene sentido mezclarlo todo ya que sólo nos haría perder tiempo a la hora de buscarlo.

Y así con todos los objetos de casa.

A mis clientes siempre les recomiendo que vayan probando diferentes lugares para las cosas hasta que encuentren el que les es más práctico. No siempre la primera elección es la mejor pero eso es mejor ir probando opciones hasta encontrar la más adecuada.

Si reducimos al máximo el número de objetos de casa y los organizamos de manera eficiente, mantener el orden en casa nos será más sencillo.