El tiempo no me da, La situación me supera, Me voy a mudar. Socorro!!

Limpiezas rápidas

LIMPIEZAS RÁPIDAS

Últimamente siempre hablamos de poner orden en el armario. Pero esta es una tarea que requiere bastante tiempo y dedicación de nuestra parte. Y muchas veces no disponemos de él (por cierto, es en este momento en el que puedes llamar a una organizadora profesional ;-) ).

Aun así, esto no debe impedirnos hacer “limpiezas” en otras partes de la casa.

Como he dicho muchas veces, llegar a casa y encontrarla abarrotada de cosas que al final:

·         No sabes muy bien ni para qué las tienes.

·         Te hacen perder tiempo buscando las que realmente sí que necesitas.

·         Te molestan cuando has de hacer limpieza.

Es agotador!!

clutter 2.jpg

Photo by Rob Bye on Unsplash

xavier-sotomayor-192007.jpg

Es por esto que hoy os voy a recomendar pequeñas “limpiezas rápidas", que no requieren de mucho esfuerzo ni dedicación por nuestra parte y que se pueden ir haciendo en ratos libres. Para realizarlas, tampoco necesitas estar mentalmente preparada ya que en ningún caso se trata de objetos con valor sentimental o de elevado precio (que normalmente son de las que nos cuesta más desprendernos). Simplemente son cosas que, inexplicablemente, vamos acumulando en casa hasta que llega un momento que ocupan más espacio que los objetos que usamos diariamente y que nos hacen sentir bien.

También es una buena idea empezar con este tipo de objetos ya que (y lo digo por experiencia propia), una vez empiezas a descartar cosas (o sea, a tirar/regalar/reciclar/vender) lo que ya no quieres, experimentas una sensación de libertad, relax y satisfacción tan grande que entonces no puedes parar. Es aquí cuando puedes empezar con temas más delicados.

Vamos al grano: cuales son estos objetos de los que te puedes desprender YA? Mira:

·         Aparatos/objetos que tienes duplicados, triplicados e incluso puedes llegar a tener cuadriplicados!! Sí, sí, de estas cosas tenemos todos, sino dime: ¿Cuántos saca corchos para botellas de vino tienes? Yo tenía tres y en mi casa sólo bebemos vino en Navidad!! ¿Y cepillos de dientes repartidos en distintos baños, neceseres o bolsos? Peines, escobas, botellas de champú o jabón a medias en la ducha, botellas para deportes, peladores de patatas, productos para el pelo que ya no usas, bufandas, guantes, zapatillas de estar por casa, chancletas de verano,… continuo? Selecciona uno de cada categoría y olvídate del resto. Sólo crean caos en tu casa!

·         Números antiguos de revistas que guardas para leer aquel artículo que te gustó pero que no acabas de leer nunca. Ahora están acumulando polvo. Al contenedor azul!

magazines.jpeg

Photo by Britta Jackson from Pexels https://www.pexels.com/photo/abundance-achievement-advertising-bank-623046/

·         Cables de aparatos electrónicos: seguro que aún conservas el cargador de batería de tu móvil antiguo. O el de una cámara de vídeo que ya no funciona o el de un mp3 que te dejó un amigo y no le devolviste. Llévalos todos al punto limpio (el de tu amigo se lo puedes devolver). Lo único que hacen en casa es liarse en los cajones.

·         Ropa de casa vieja y descolorida (como manteles o servilletas), agujereada (como alguna sábana bajera) o deshilachada (como quedan las toallas viejas).¿Cuantas veces te ha pasado que usas cada día una toalla deshilachada y en cambio en el fondo del armario aún conservas las que te regalaron cuando te casaste?

Cuenta cuantas piezas necesitas para cada miembro de la familia y tira/dona el resto. Para hacer el cálculo ten en cuenta que necesitáis la que estéis usando ahora y una de recambio para cuando laves la primera. Tira las viejas y estrena las nuevas. No las guardes para ocasiones especiales porque cada día es especial!! Lo mismo con las sábanas. Verás que gusto cuando no veas un montón de cosas viejas y feas en el armario.

towel.jpeg

·         Cajas e instrucciones de aparatos eléctricos o electrodomésticos: está bien guardarlos durante un tiempo pero tenerlas en un cajón cuando ya no tienes ni ese objeto, creo que no es necesario. Además, muchas veces vienen varios libros de instrucciones en idiomas diferentes. Quédate sólo el del idioma que entiendas (a no ser que quieras aprender chino con las instrucciones de la Thermomix!!).

·         Accesorios de pequeños electrodomésticos: este tipo de aparato acostumbran a llevar accesorios que complementan sus funciones. Cuando los compramos nos encanta que lleven muchos gadgets, pero una vez en casa no los usamos nunca. Pueden ser el difusor del pelo para el secador, cuchillas especiales de una picadora, extensiones del mango del aspirador, complementos de la máquina de depilar... Muchas veces o no los usas o ni siquiera sabes para qué sirven. Por no hablar de las veces que los tienes guardados y ya ni conservas el electrodoméstico!! Si no los usas: fuera!

·         Bolígrafos o rotuladores que no van: este es uno de mis grupos preferidos. Tenemos en casa montones de bolígrafos, lápices y rotuladores. En todas las ferias, elecciones, restaurantes, centros comerciales, cumpleaños y fiestas infantiles acaban regalando alguno de estos tres. Tenemos la casa saturada pero: cuando necesitamos escribir urgentemente una nota, HORROR!!!: o no encuentras ninguno o están todos gastados!!! Por favor: ponerlos todos encima de la mesa y probadlos. Los que no van, directamente al cubo de la basura. Al resto les buscas un sitio en casa y que no se muevan de allí.

pens.jpeg

·         Más cosas que van por libre y se pueden tirar ahora mismo con una sonrisa en la cara:

o   Tazas, platos o vasos rotos.

o   Correo comercial acumulado en la mesa del comedor.

o   Muestras de productos cosméticos: sabes que muchos caducan??

o   Calcetines sin pareja. Si les quieres dar una segunda oportunidad, lee mi post “El universo paralelo de los calcetines

o   Medicamentos o maquillaje caducados.

o   Tupperwares sin tapa o tapas sin Tupperware. Otro de mis grupos preferidos. Últimamente he optado por los de cristal del Ikea. Tengo menos pero me gustan más y es más difícil que se pierdan la tapas (porque también tengo menos y las tengo más localizadas).

o   Cintas de vídeo o cassets: tienes con qué reproducirlos? ¿Pues porque los guardas?

o   Gafas viejas: a veces cuesta deshacerse de ellas porque en su momento fueron caras o te fueron de gran utilidad. Hay muchas ONG que las recogen. Busca la que te quede más cerca de casa. Si sabes que pueden ser útiles a alguien no te va a costar tanto desprenderte de ellas.

glasses.jpeg

o   Botones de recambio de ropa que ya no tienes.

o   Velas gastadas o casi: ¿quien no compró en su momento el paquete de cien velitas del Ikea?? Aix!!!.

o   Pinturas que guardas para cuando quieras repasar la habitación y cuando las abres (si consigues abrir el bote) están completamente secas.

Y para cuando ya hayas cogido un poco de carrerilla, te propongo estas categorías, un poco más delicadas pero que a estas alturas no te va a costar nada priorizar:

·         Libros que ya has leído y no te han gustado y no volverás a leer más. O libros que te han regalado que sabes perfectamente que no te leerás porque no van con tu gusto literario. Sé que los libros es una categoría que cuesta pero: ¿porque guardas estos libros? Que a ti no te hayan gustado no significa que no puedan tener una nueva vida en casa de un amigo o familiar, en un punto de intercambio de libros o en una biblioteca. Si son libros infantiles que a tus hijos ya les quedan lejos por la edad, llévalos a una escuela o dáselos a tu vecinita pequeña. Seguro que están encantados de ampliar su biblioteca.

intercanvi llibres.jpg

Photo by Eliot Peper on Unsplash

Piensa en todo el espacio que puedes recuperar en casa…

·         Fotos antiguas: los que somos del siglo pasado, acumulamos un montón de fotos impresas de cuando éramos pequeños, del cole, de nuestros padres o abuelos, de viajes, etc...Pero si te fijas bien, muchas de ellas están movidas, mal reveladas, no se ve a nadie, están descuadradas o simplemente, la gente que sale en ellas no la conocemos porque son los primos segundos del pueblo de nuestros abuelos. De verdad crees que hace falta guardarlas? Si no las pusiste en un álbum el día que decidiste poner orden fotográfico, ya no lo harás. Diles adiós y a otra cosa.

Hasta aquí puedo leer.

Aún hay más objetos de este tipo pero creo que por hoy ya os he dejado muchos deberes.

Trabajad y sacad cosas de casa. Y cuando ya no sepáis por donde más tirar, avisadme que os paso la nueva lista!