Cambio de temporada, La situación me supera, No se qué ponerme, El tiempo no me da

¿Qué es un organizador profesional?

 

Desde que he decidido empezar este nuevo proyecto, la gente me mira sorprendida cuando les explico en que consiste. Incluso yo me sorprendí cuando descubrí que, lo que para mí siempre había sido una pasión, también podía ser una profesión.

La figura del organizador profesional no está nada extendida en nuestro país y parece que no puede ser que haya gente que se dedique a organizar y ordenar las casas y los espacios de los demás. Pero sí, esto es lo que hacemos: vamos a casa de nuestros clientes, vemos cómo está, escuchamos lo que nos cuentan sobre la gente que vive en ella, sus rutinas diarias y sus problemas con el orden para finalmente buscar una estrategia para intentar solucionarlos y que no aparezcan más.

En los Estados Unidos (cómo no!!) hace años que los profesional organizers se dedican a poner orden. No sé si miráis esos programas que dan en la tele de familias que deciden cambiar de casa alegando que tienen problemas de espacio. Normalmente cuando te enseñan donde viven ves que son casas de más de 200m2 para solo cuatro personas: no me extraña que los profesional organizers allí se hagan de oro y salgan de debajo de las piedras!!! Cuando veo la cantidad de objetos que llegan a tener me sale mi vena de ambientóloga y me vienen ganas de irme allí y empezar sacar cosas. Su verdadero problema es la cantidad de cosas que llegan a acumular!!! Pero bueno, la acumulación será objeto de una nueva entrada en el blog.

 

Al igual que ocurrió con los personal trainers, los personal coaches y los personal shoppers, los organizadores profesionales se acabaran imponiendo y la gente verá con normalidad que entremos en su casa para ayudarlos con el orden. No os ha de dar vergüenza que la veamos desordenada porque justamente nuestro cometido es ayudaros con el desorden. ¿Nos da vergüenza ir a la peluquería cuando se nos ven las raíces y necesitamos hacernos el tinte? ¿O limpiamos nuestra casa cuando nos vienen a hacer la limpieza porque nos da vergüenza que la vean sucia? ¿Verdad que no? Pues no pasa nada si un profesional del orden ve nuestra casa desordenada. Esto nos ayuda a ver dónde está el foco del problema, como se vive en esa casa y qué necesitáis para solucionar estos problemas.

 

Pero atención! Milagros aun no hacemos!! ;-) En un armario donde se haya acumulado un montón de ropa, por muy bien doblada que la pongamos, continuará viéndose lleno y abarrotado. Además, en muy poco tiempo volverá a estar igual que antes ya que si se tiene que revolver mucho para encontrar una cosa, seguro que se acaba desordenando el resto. Y este ejemplo se puede emplear en cualquier otro espacio de la casa (cocina, garaje, trastero, cuarto de los niños, etc.).

 

No me canso de decir que no tenemos un problema de espacio en casa sino que nos sobran un montón de cosas. Por eso es tan necesario que mientras el organizador profesional está en tu casa, tú estés con él para poder decidir con qué te quedas y con qué no. Nosotros no lo podemos hacer por ti ya que son tus objetos personales y sólo tú sabes el apego que puedes tener a ellos. Para los que pensáis que no vale la pena el esfuerzo de ordenar porque en pocos días todo volverá a estar igual, puedo aseguraros por experiencia propia que una vez hemos decidido vivir con menos (y comprobamos que es posible y más relajante) nos volvemos un poco radicales cuando vamos a comprar y nos lo pensamos un poco más antes de quedarnos con cualquier cosa: ¿Realmente lo necesito? ¿No tengo una igual en casa? ¿Dónde lo guardaré? Por lo que el orden “dura” más.

Vale la pena intentarlo. Ni que sea en una sola habitación. Os puedo asegurar que el esfuerzo os recompensará y cuando os veáis rodeados solamente por vuestros objetos favoritos y liberados de aquellas cosas que no tenéis muy claro como llegaran a vuestra casa, empezareis a relajaros en casa.