La situación me supera, No se qué ponerme, El tiempo no me da

Ropa de alquiler

Durante las vacaciones he aprovechado el tiempo libre para ponerme un poco al día de temas que tenía un poco olvidados. Y revisando vídeos que voy guardando para ver más tarde (o sea, durante las vacaciones) encontré este... (ver vídeo).

Me encantó!!!!!!

Yo, es que es ver o que me cuenten una idea en que la gente comparte, aprovecha o reutiliza cosas que aún no han llegado al fin de su vida útil y me emociono! No hace mucho ya os conté sobre el mercado de segunda mano que visité en Ámsterdam (ver post).

Sé que des de qué intento no acumular más de la cuenta para evitar el caos en casa, todo lo que suponga no tener cosas innecesarias en casa me encanta.

Pero si además es una idea que ayuda a reducir residuos o a no malgastar recursos, aún me gusta más (ay esa ambientóloga que vive dentro de mi…!!!!).

ankle-socks-children-socks-knitted-greeting-160438.jpeg

Es el caso de la danesa Vigga Svensson. En un principio creó una empresa de ropa orgánica (y preciosa) para bebés. Y preguntando a sus clientes, descubrió que la gran mayoría de padres llega a comprar (o les regalan) una cantidad de ropa para sus hijos muy superior a la que finalmente utilizan (o porque les queda pequeña o porque compran demasiada). Ropa que finalmente es desechada, creando residuos innecesarios y habiendo gastado unos recursos que  finalmente se desechan.

Cuando se dio cuenta, reorientó su negocio convirtiéndolo en uno de alquiler de ropa de bebés: en lugar de sólo vender su ropa, también da la opción a los padres de alquilarla. Pagan una cuota mensual y saben que cada vez que la ropa de sus hijos les queda pequeña, les mandan una nueva cajita con ropa de talla más grandes.

La ropa que han usado hasta ese momento la devuelven y ellos se encargan de lavarla, repasarla por si tiene algún pequeño desperfecto y entregarla a una nueva familia.

baby-cloth-clothing-color-41165.jpeg

Yo que tengo niños os puedo asegurar que la época en que nacieron fue la más caótica en lo referente a la ropa (en otros temas también pero no son los que tratamos en este bloc, jajajaja). Entre la ropa que me regalaron, la que compré (la compré para el primero porque creo que a los otros dos casi ya no les compré nada!) y la que me dieron mis amigas, mi casa era un caos. Por qué?

1.Antes de que nazca el niño nunca sabes exactamente cuánto pesará. Muchas veces compras ropa que al final no le va ni los primeros días y se queda nueva en el armario ocupando espacio.

2.Cada marca de ropa tiene un tallaje diferente (tema que odio hasta el infinito y más allá) de manera que igual de una marca el niño necesita la talla 3 meses y de otra la 6. De manera que no puedes fiarte de las etiquetas. Has de comprobar pieza por pieza lo que le va y lo que no.

3. Si tienes intención de tener más niños, lo que más te gusta lo acabas guardando, además de las mantitas, arrullos, toallas, baberos, cojines, sábanas, ropa premamá y miles de cosas más que utilizamos cuando tenemos un bebé en casa. Cajas y cajas de ropa y otros utensilios que acaban ocupando un espacio importante de casa y que los guardas sin saber muy bien hasta cuándo.

pexels-photo-421879.jpeg

Como maniática del orden y la organización, al principio lo guardaba con lógica: cajas etiquetadas indicando el tipo de ropa (niño o niña), temporada (verano o invierno) y talla. Pero entonces venia alguien y te hacia un regalo, o una amiga te traía ropa que ella ya no usaba, o de la colada salía ropa que al bebé ya no le iba…yo lo guardaba todo. Pero con las prisas nunca en su sitio y al final…caos!!!

Todo esto porque os lo cuento? Pues porque cuando me imaginé en casa, tranquila con mi bebé, sin la preocupación de estar ordenando, buscando y pensando si tenía ropa para él, porque sabía que llamando a la empresa me traían una cajita (por cierto, la caja con la que mandan la ropa es ideal!!!) con toda la ropa que necesitaba en ese momento, pensé “porque no te había conocido antes??”!!!

La de tiempo que me habría ahorrado de cajas para arriba, cajas para abajo o corriendo de tienda en tienda cuando me daba cuenta que la ropa que tenía ya no iba bien (mi hijo mayor crecía súper rápido!!). Si a todo esto le sumas que una vez la ropa ya no le va no tienes que guardarla sinó que te la recogen y se la llevan, no tienes nada de acumulación en casa. Me encanta!!!

pexels-photo-325867.jpeg

Sé que muchas pensareis que preferís comprar vosotras la ropa a vuestro gusto. Lo entiendo. Yo tengo la suerte de no ser nada fashionista en el tema ropa (y en ninguno creo), pero os aseguro que cuando tienes tres niños acabas tirando más por el tema práctico que por la moda. Además, mirad de nuevo el vídeo: la ropa que mandan es preciosa!!

Cuando ahora pienso en el tiempo invertido en este tema os aseguro que alquilaría la ropa a esta gente. Que él bebe vaya más o menos a la última tampoco es tan importante. Lo importante es qué tu estés bien para dedicarte a él, no a cajas de ropa. Además, alquilar la ropa entiendo que no tiene por qué impedirte poder comprarle una camiseta o un vestidito que veas y te vuelva loca.

baby-twins-brother-and-sister-one-hundred-days.jpg

Pero pensad también en la cantidad de recursos naturales que se usan para hacer una ropa que muchas veces los bebés sólo usan unos meses: algodón, agua (en el vídeo dice que para hacer un body se necesitan 3000 litros de agua! Uau!!), electricidad, .... A estos sumad los recursos que se necesitan después, cuando la ropa se tira. Recursos para recoger la basura, para tratarla, reciclarla, incineradoras, vertederos,.....de verdad crees que vale la pena por unos bodys o peleles que usan tan poco tiempo?

Dediquemos nuestro tiempo, dinero y recursos en cosas que realmente valgan la pena!!!

Os dejo el enlace de la página web por si queréis leer un poco más sobre este proyecto y espero que os guste tanto como a mí: VIGGA